El valle de Benasque

entornoEs el más abrupto y bello de cuantos conforman los Pirineos. Con sus más de 30 pueblos y villas, con su arquitectura altoaragonesa, sus iglesias románicas, sus costumbres, su lengua, etc.; es, sin duda, un lugar de encuentro y reposo obligado en su estancia en los Pirineos.

Limitado por las cumbres del Aneto 3.404 m., Posets 3.375 m. y Perdiguero 3.221 m. al norte y por las moles del Turbón 2.492 m. y Cotiella 2.912 m. al sur, el valle cuenta con numerosos ríos, lagos y bosques que producen una gran variedad de paisajes imposibles de agotar.

La hospitalidad de sus habitantes, la riqueza de sus tradiciones, su exquisita gastronomía o la belleza de su entorno natural, deleitarán a todo el que se decida a pasar unos días en el Valle de Benasque.
Arte, cultura, deportes, paisajes, aventura… nos encontramos en este Valle pirenaico, punto de partida de innumerables rutas y visitas, todas ellas de especial interés. Si dispone de tiempo no deje de visitar cualquiera de los diferentes municipios que lo componen, en todos encontrará algo interesante que le ayudará a comprender la vida en el Valle de Benasque.